El senador Alejandro Armenta Mier (MORENA – oficialismo) presentó el último Miércoles 09 de Diciembre una iniciativa que presenta modificaciones a varios artículos de la Ley General de Salud en materia de denominación, utilización y control de suplementos alimenticios. La normativa extiende la definición de lo que se entenderá por suplemento, incluyendo una aclaración de que deberán ser seguros para el consumo humano. El texto podría ser enviado a comisión en el corto plazo para iniciar su debate, aunque este comenzaría luego del receso legislativo que comenzará el 15 de diciembre. 

La iniciativa propone modificar la denominación de suplementos alimenticios, aclarando que los mismos deben estar libres de riesgos o daños para la salud a corto, mediano o largo plazo. Además, los aditivos utilizados en bienes o productos para consumo humano deberán ser preferentemente de origen natural u orgánico, y de ser artificiales o fabricados en laboratorio se buscará el más inocuo. 

A su vez, la Secretaría de Salud podrá identificar y vigilar, en el ámbito nacional, la calidad sanitaria de los productos materia de importación y en caso de que dichos productos contengan aditivos prohibidos o perjudiciales para la salud y no reúnan los requisitos o características que establezca la legislación correspondiente, podrá prohibir su ingreso y aplicar las medidas de seguridad que correspondan.