Además, la segunda vacuna mostró un 100% de protección contra el Covid-19 más agresivo, y se anunció el desarrollo de una tercera versión del fármaco.

Actualmente, cuando en el mundo la pandemia de coronavirus acumula más de 40 millones de casos y 1,1 millones de fallecidos180 laboratorios preparan sus candidatos a vacuna, de las cuales 42 se están probando en humanos.

Como sabemos, el objetivo principal de los ensayos clínicos de vacunas de fase I / II es evaluar la seguridad a corto plazo, verificar la dosis y evaluar la reacción del cuerpo a la vacuna, incluyendo dolor localizado, enrojecimiento o hinchazón en el sitio de inyección de la vacuna, así como síntomas sistémicos en otras partes del cuerpo, como fiebre, dolor muscular y dolor de cabeza. Esto, ya en la fase III, se amplía a varias decenas de miles de personas, dando el paso previo a su posterior aprobación por las autoridades, y su distribución.

Algunas de estas vacunas ya se encuentran en la fase final, como la de SinovacJanssen y Oxford, a lo que se suma Sputkik V, la vacuna desarrollada por Rusia, que llegaría en diciembre a Latinoamérica.

Así lo afirmó en una conferencia realizada este mediodía en Chile (tarde en Rusia), Kirill Dmítriev, director del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), quien indicó que “decenas de millones” de dosis estarían listas para esa fecha, aumentando los suministros para enero de 2021.

De acuerdo a Dmítriev, además de Brasil y Venezuela, se espera que Argentina y Perú sean los próximos en anunciar acuerdos para la vacuna cuyo interés en total alcanza las 1.200 millones de dosis.

Recordemos que tras su sorpresivo registro en agosto, el mes pasado el Instituto Gamaleya anunció el comienzo de la fase III de los experimentos con 60 mil personas, y producción prevista en Brasil, India, Corea del Sur, China, y un país aún por determinar.

Según el Instituto Gamaleya, Sputnik V entrega hasta dos años de inmunidad “garantizada”, y se administra en dos oportunidades, con intervalos de 21 días.

Dos vacunas más

Sputnik V no es la única vacuna desarrollada por Rusia. También se revelaron avances con EpiVacCorona, fármaco desarrollado por el Centro Científico Estatal de Virología y Biotecnología Vector, que de acuerdo con las autoridades rusas, cuenta con alta inmunidad en hurones, hámsters, primates, y 100% de protección contra las formas más agresivas del virus. En estos últimos animales, se comprobaron altos títulos de anticuerpos hasta la tercera semana posterior a la inoculación.

Finalmente, este lunes se anunció el inicio de la segunda fase de los ensayos clínicos de una tercera vacuna, esta vez desarrollada por el Centro Científico Federal de Investigaciones y Desarrollo de Fármacos Inmunobiológicos Chumakov. Hasta ahora no se cuentan efectos secundarios de consideración, y los ensayos clínicos deberían terminar en diciembre próximo.