Los sistemas de salud en América Latina aún tienen muchas carencias.
Muertos abandonados en las aceras y calles por las que nunca se cruzan en su paso hombres y mujeres.
Esas son escenas que se viven en algunos lugares de América Latina durante estos días de incertidumbre y que están directamente relacionadas con la pandemia del coronavirus.

Ningún país de la región escapa de esta enfermedad, cuyo duro impacto apenas empieza a sentirse pues la curva de contagios, esa que las autoridades quieren “aplanar” mediante cuarentenas forzosas para evitar el colapso de los servicios sanitarios, sigue ascendiendo.
Por qué la gripe A-H1N1 no paró la economía mundial como lo está haciendo la pandemia del nuevo coronavirus.
Este viernes 3 de abril, ya se reportaban en la región más de 24 mil casos conrmados, de acuerdo con el registro que lleva la Universidad John Hopkins de Estados Unidos. Esa cifra, sin embargo, puede ser solamente el aviso de lo que viene, dado que sin pruebas masivas de detección es difícil determinar cuál es el verdadero nivel de contagio.

Recopilamos siete historias de BBC Mundo que retratan las distintas maneras como se vive esta crisis en América Latina.

1. El drama de Guayaquil, que tiene más muertos por Covid-19 que países enteros y lucha a contrarreloj para darles un entierro digno Ecuador es uno de los países del mundo más golpeados por la epidemia del Covid-19, en términos del número de enfermos per cápita. Ecuador es uno de los países de la región con más casos conrmados y muertes por Covid-19 per cápita. Para el viernes 3 de abril, el reporte de la Universidad John Hopkins contaba en más de 3 mil 368 la cifra de infectados y en 145 las muertes. Sin embargo, según admitió el propio presidente Lenín Moreno el jueves por la noche, el problema es mucho mayor y los registros ociales se quedan cortos.

El epicentro de la epidemia en Ecuador es la provincia de Guayas. En su capital, Guayaquil, decenas de cadáveres han sido abandonados en las calles, por la falta de capacidad de los servicios forenses, por el cierre de servicios funerarios o incluso por el temor de los propios familiares de los muertos a contagiarse. El drama de Guayaquil, que tiene más muertos por covid-19 que países enteros y lucha a contrarreloj para darles un entierro digno.

2. Qué dice sobre la economía (y el gobierno) de Perú que el país prepare el mayor plan de estímulo de América Latina contra la Covid-19.

Las cuarentenas y el resto de medidas adoptadas por los gobiernos para mantener a la gente en casa son un
motivo de preocupación en muchas partes del mundo pues se teme que la pandemia del coronavirus esté
incubando una enorme crisis económica.
En 2019 la economía peruana creció menos que el año anterior debido en parte a la caída en la industria pesquera.
El cierre de industrias y comercios y, en general, el cese o la limitación de las actividades sociales implican un
parón en el consumo que puede dejar graves consecuencias.
Ante esta perspectiva, el gobierno de Perú -país que hasta el viernes registraba mil 595 casos de la enfermedad y 61 muertes- anunció esta semana que prepara un inusitado plan de estímulo a la economía por más de 25 millones de dólares. El monto equivalea un 12% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

3. Cómo Chile ha logrado mantener a raya la Covid-19 con una de las tasas de letalidad más bajas de América Latina.

Según el Ministerio de Salud de Chile, hasta este 3 de abril había 3 mil 737 casos confirmados de contagio de Covid-19 (el segundo país con más casos de Sudamérica en términos absolutos) y 22 víctimas fatales.

Según expertos, hasta el momento el sistema sanitario chileno “ha respondido”. Así, Chile reporta una tasa de letalidad del 0.5%, similar a la de países como Corea del Sur, Alemania o Japón antes de que llegaran a la cima de contagios y que son reconocidos internacionalmente por sus estrategias para hacer frente a la enfermedad.

Una de las razones para explicar la -hasta ahora- exitosa estrategia chilena tiene que ver justamente con la
cantidad de pruebas que se están haciendo diariamente en el país sudamericano. Según cifras del gobierno de Sebastián Piñera, en promedio se están realizado unos 3 mil pruebas de diagnóstico al día. Esto, según ha dicho el mandatario, representa el mayor número total de pruebas por habitante en América Latina.

4. Qué capacidad tienen realmente los países de América Latina para hacer frente a la epidemia de Covid-19 América Latina “puede convertirse en la mayor víctima de la Covid-19”, advierte Miguel Lago, director del Instituto de Estudios para Políticas de Salud, IEPS, con sede en Río de Janeiro, Brasil.

Los gobiernos latinoamericanos ya están tomando medidas para hacer frente a un drástico aumento en el número de casos de Covid-19. Pero, ¿serán sucientes? La razón: América Latina, que de por sí ya tiene un cuadro sanitario mucho más complejo que el de países como Italia y España, también le destina muchísimos menos recursos a la salud pública.

En 2017 América Latina destinó a salud tres veces menos que los países de la Unión Europea, según datos de
la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, el gasto en salud no es el único indicador a tener en cuenta a la hora de valorar la capacidad de un país para hacer frente a una epidemia como la del coronavirus. De hecho existen muchas otras barreras.

5. Cómo Panamá se convirtió en el país de Centroamérica con más muertos y más casos de Covid-19.

En la lucha contra la Covid-19 son numerosos los gobiernos del mundo que han tomado medidas para restringir el movimiento de los ciudadanos tanto a través de las fronteras como dentro de las propias ciudades.

En América Latina, Panamá destaca por haber sido la primera nación en aplicar una medida que causó estupor por lo inaudita: establecer que hombres y mujeres no puedan salir a la calle el mismo día. Durante todo el mes de abril, las mujeres solo estarán autorizadas a ir a supermercados, bancos y farmacias los lunes, miércoles y viernes, mientras que los hombres podrán hacerlo los martes, jueves y sábados. ¿Y los domingos? Todos se quedan en casa.
“Antes alguien podía salir todos los días y el policía no tenía cómo saber si esa persona salió ayer o anteayer, entonces si un día salen las mujeres y otros los hombres, tienes un control más fácil de la situación y se limita el número de personas cada día en la calle”, explica el infectólogo Xavier Sáez-Llorens, miembro del Comité de

Hasta la noche del viernes, Panama tenía mil 673 casos de la Covid-19 y 41 muertos. El jueves, el gobierno del presidente Martín Vizcarra anunció que en Perú empezarán a aplicar también la segregación por género, aunque durante un lapso más corto: hasta el próximo 12 de abril.

6. Brasil: la arriesgada apuesta de Bolsonaro al seguir negando la gravedad de la pandemia

A fines de marzo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, repitió la ya trajinada frase “Es apenas una pequeña
gripe o resfriado”, mientras acusaba una vez más a los medios de sembrar la histeria y el pánico en torno a la
Covid-19.

Unos días después, el mandatario demostró con claridad que da prioridad a la economía por encima de las medidas de aislamiento adoptadas por el resto del mundo. “Va a morir gente, lo siento, pero no podemos parar una fábrica de autos porque hay accidentes de tránsito”, expresó.

“Jair Bolsonaro se encuentra solo en este momento. Ningún otro importante líder niega la severidad de esto hasta donde lo hace él y, dependiendo de como salgan las cosas, esa estrategia podría costar muchas vidas en Brasil”, indica Brian Winter, editor en jefe de Americas Quarterly, una publicación de análisis sobre América Latina. Cómo Bolsonaro se la juega al seguir negando la gravedad de la pandemia de coronavirus Brasil iba contando 9.194 casos de contagiados y 363 muertes hasta la noche de este viernes, según la Universidad Johns Hopkins.

7. Las ventajas de América Latina para combatir la pandemia

Más allá de las carencias de los sistemas de salud y de las inequidades, América Latina cuenta con ventajas para afrontar la crisis de la Covid-19 y hacer que el impacto de la pandemia sea menor que en otras partes del mundo. Una de ellas es el tiempo a favor, pues América Latina es una de las regiones -junto con África- a las que más tarde llegó el nuevo coronavirus. Las experiencias de China y Europa sirvieron para que América Latina tomara mucho antes las medidas de precaución que tardaron en llegar a Italia y España, países que se vieron más sorprendidos por el aumento exponencial de casos. “Nos va a afectar (el coronavirus). Lo importante es minimizar la posibilidad de brotes masivos y de que […] pase lo que está pasando en Estados Unidos, Italia, China o Irán”, dice Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Organización
Panamericana de la Salud (OPS).